Buscar
  • Consulta Psicológica Online

Estrés ¿Bueno o Malo?



¿Qué se nos viene a la mente al ver estas imágenes? Automáticamente mencionamos palabras como preocupación, angustia, cansancio... Estrés! Sí, y efectivamente lo que vemos en las imágenes es Estrés, pero la pregunta que viene a continuación es: El estrés ¿es algo bueno o algo malo?

Pues bien, veamos que es el estrés:

El estrés es una respuesta de nuestro organismo ante situaciones que son percibidas como una amenaza o peligro. Esta respuesta puede tener componentes tanto físicos como emocionales.

Tal como podemos apreciar, el estrés surge como una reacción ante situaciones que son "percibidas" como una amenaza. Esto quiere decir que no necesariamente la situación tiene que ser real para que experimentemos estrés. Considere el siguiente ejemplo: Supongamos que usted siente ruido en el patio de su casa, y cree que afuera hay un ladrón merodeando su hogar para entrar a robar. De pronto, la angustia crece y su miedo aumenta, su pecho se aprieta y siente que su respiración se agita, la situación le provoca estrés. Su marido, valientemente enciende la luz y sale a ver quien está afuera y comprueba que no hay ningún ladrón y que tan sólo se trataba de un hermoso gatito que jugaba con una lata de bebida vacía en la oscuridad de la noche. El estrés experimentado en este caso no fue producto de una situación real, sino más bien fruto de lo que usted percibió o bien imaginó en su mente ("Hay un ladrón que quiere entrar a nuestra casa").

¿Sabía usted que el 90% de las situaciones temidas o las preocupaciones que experimentamos nunca llegan a ocurrir?

Piense en todas las veces que estuvo angustiado(a) por el examen que tenía que rendir, pensando que nunca podría superarlo. Enumere las veces que se dijo a sí mismo(a) "nunca obtendré un buen empleo". Considere cuántas veces imaginó que su jefe quería despedirlo(a). Recuerde las veces que pensó que ese dolor de espalda podría ser algo más grave que simplemente una "mala postura". Ahora, reflexione en lo siguiente ¿Cuántas de esas cosas ocurrieron? Lo más probable es que muchas de las situaciones temidas, nunca llegaron a concretarse. El examen que tanto temía, fue superado sin problemas; hoy, goza de un gran empleo; Su jefe jamás tuvo intenciones de despedirlo, de hecho hoy cumple 09 años en la empresa y tiene un mejor cargo; Finalmente, ese dolor de espalda no era un daño irreparable en su médula espinal, tanto sólo era una contracción muscular. Sin embargo, a nivel emocional y mental, interpretamos las diversas situaciones como una verdadera amenaza, aunque muchas de estas nunca llegaron a concretarse. El problema es que si bien las situaciones temidas jamás ocurrieron y nunca fueron reales, el estrés y la preocupación generada, si lo fueron. Querido lector, sin ánimo de ofender ¿No le parece un tanto absurdo estresarse por asuntos que tal vez estamos sólo imaginando? a mi si me perece, y créame, he estado muchas veces en esa situación.

Pero qué les parece si respondemos la pregunta: El estrés ¿es algo bueno o algo malo?. Para eso, permítame hacerle una distinción. Existen dos tipos de estrés:

El estrés positivo y el estrés negativo. Cuando hablamos de estrés positivo estamos hablando de Eutrés y cuando hablamos de estrés negativo, hablamos de Distrés.

Veamos un ejemplo. Cuando nuestra gloriosa selección chilena de fútbol se prepara para el pitazo inicial, evidentemente experimenta estrés, hay un grado de ansiedad por lo que será el partido. De hecho, cuando sentimos estrés podemos tener dos tipos de respuestas: huir o atacar, y será el contexto lo que determinará si la respuesta es adecuada o no. Siguiendo con el ejemplo, un futbolista que minutos antes de iniciar el partido, sale arrancando porque no soporta el estrés que le genera la situación, claramente está experimentando un estrés negativo (Distrés), puesto que la respuesta esperada en dicha ocasión sería la de atacar, esto es, salir a enfrentar el partido. Pero si ese mismo jugador, sale huyendo por el estrés que le ha generado encontrarse cara a cara con un oso gris en medio de un bosque, evidentemente el estrés que ha experimentado ha sido positivo (Eutrés), ya que sería una muy mala idea, producto del estrés, intentar atacar a dicha bestia. Como vemos, en ambas situaciones, se ha experimentado estrés, pero es el contexto quien determina si este estrés es positivo o negativo.

En ese sentido, el estrés positivo o Eutrés, es aquel que nos moviliza para entrar en acción o para realizar una tarea (ya sea esta basada en huir o basada en atacar). Por tanto, necesitamos un grado de estrés en algunas ocasiones. Esta es la razón por la cual, muchas veces, estudias con mayor ímpetu cuando te das cuenta que te quedan pocos días para el examen ¿Por qué no estudiaste antes? Pues, porque no estabas estresado. Necesitas de una cuota de estrés ¿Cuál estrés? estrés positivo o Eutrés, el cual te ayudará para entrar en acción, en este caso: Estudiar (atacar). En cambio, el estrés negativo es aquel que nos paraliza (no huimos ni atacamos), dejándonos sumidos en el temor, perdiendo de esta forma nuestra capacidad de reacción ante diversas situaciones, que esperarían de nosotros una respuesta adecuada; o bien, mal utiliza las respuesta de huida y ataque (ej. atacar a un oso cuando lo esperable sería huir; o al revés, huir cuando en realidad deberíamos atacar).

Entonces... es el estrés ¿algo bueno o algo malo?

El estrés es simplemente un mecanismo de supervivencia y necesario para llevar a cabo determinadas acciones. Que este sea negativo o positivo, dependerá mucho de cómo nosotros percibamos la realidad o interpretemos la situación que tenemos por delante.

Recuerda, que gran parte del estrés negativo que enfrentamos se basa en situaciones temidas que nunca llegan a suceder, es decir, situaciones que imaginamos.

De ti depende experimentar un estrés negativo o positivo. No busques eliminar el estrés, utilizalo a tu favor y entra en acción (huir o atacar).


#psicologo #estres #terapiaestrés

0 vistas

Horarios de atención

Lunes a Viernes de 09.00 a 21.00 hrs.
 

Fono: +569 5712 8070 - contacto@consultapsicologo.cl

Síguenos

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon